unoiimedia

North shore

Faro de Cabo Mayor, presidiendo la entrada a la Bahía de Santander. Privilegiado balcón al mar y a la Ciudad, es hoy una de las construcciones más emblemáticas de Santander.

Su luz puede verse en la noche a 21 millas de distancia, mucho más lejos que el punto desde el que se pierde de vista la costa en días despejados.

Un lugar lleno de significado con un poderoso magnetismo, no sólo entre aquellos que lo observan como un guía hacia el puerto de la ciudad, sino entre los que buscan desde su mágica perspectiva contemplar un barco, un temporal, un eclipse, una preocupación o la mirada de un ser querido.