unoiimedia

Salinas

El Parque Natural de las Salinas de Santa Pola (Alicante) tiene 2.470 hectáreas de extensión y los ambientes naturales que allí se encuentran son muy variados. Se puede disfrutar de las espectaculares concentraciones de distintas especies de aves que se alimentan en las salinas, este hecho, junto con la vistosa flora y vegetación, aportan al parque de una gran belleza.

Alrededor de 3.500 flamencos han elegido como “destino vacacional” el Parque Natural de las Salinas de Santa Pola (Alicante), uno de los humedales más importantes de España y que resulta crucial en la distribución geográfica de la especie a nivel europeo.

Las balsas, que ocupan una extensa superficie, permanecen inundadas durante todo el año por lo que el ecosistema, de extraordinaria importancia, se mantiene. Las aves se alimentan de los peces e invertebrados que penetran en las salinas mientras que la producción salinera se beneficia de la riqueza mineral aportada por estos.

La dinámica de las salinas consiste en hacer circular el agua marina por un circuito de balsas para obtener una progresiva concentración en sales como consecuencia de la evaporización. La extracción de la sal es la actividad económica fundamental en la zona y, en gran medida, la conformadora del ecosistema actual.